Como lidiar con gente toxica

¿soy una persona tóxica?

Este artículo fue escrito por Julia Lyubchenko, MS, MA. Julia Lyubchenko es una consejera de adultos y una hipnoterapeuta con sede en Los Ángeles, California. Dirigiendo una práctica llamada Terapia Bajo Hipnosis, Julia tiene más de ocho años de experiencia en asesoramiento y terapia, especializándose en la resolución de problemas emocionales y de comportamiento. Tiene un Certificado en Hipnosis Clínica de la Escuela del Método Bosurgi y está certificada en Psicoterapia Psicodinámica e Hipnoterapia. Obtuvo un máster en Psicología del Asesoramiento y Terapia Matrimonial y Familiar por la Universidad Internacional Alliant y un máster en Psicología del Desarrollo y del Niño por la Universidad Estatal de Moscú.
¿Tienes un amigo, familiar o pareja sentimental con el que es realmente difícil llevarse bien? ¿Se siente degradado o manipulado a su alrededor? Si es así, es posible que tengas personas tóxicas en tu vida. Las personas tóxicas requieren un tipo de cuidado especial para navegar, si es que decides seguir haciéndolo. Hay técnicas que puedes utilizar para aprender a cuidar de ti mismo y tratar con otras personas en una relación tóxica.

Cómo protegerse de las personas tóxicas

Sobrevivir a los altibajos y tormentas eléctricas del mal humor de otras personas puede ser todo un reto.    Sin embargo, es importante recordar que algunas personas malhumoradas y negativas pueden estar pasando por una etapa difícil en sus vidas.    Pueden estar enfermas, crónicamente preocupadas o carecer de lo que necesitan en términos de amor y apoyo emocional.    Estas personas necesitan ser escuchadas, apoyadas y cuidadas (aunque sea cual sea la causa de su mal humor y negatividad, es posible que a veces tengas que protegerte de su comportamiento).
Pero hay otro tipo de comportamiento malhumorado y negativo: el del acosador tóxico, que utilizará sus cambios de humor para intimidar y manipular.    Es este aspecto del mal humor el que inflige un abuso y una miseria duraderos.    Si observas de cerca a estas personas, te darás cuenta de que su actitud es excesivamente autorreferente.    Sus relaciones se priorizan en función de cómo puede utilizarse cada una de ellas para satisfacer sus necesidades egoístas.    Este es el tipo de comportamiento tóxico que quiero analizar en este post.

Rasgos de las personas tóxicas

Los estudios han demostrado desde hace tiempo que el estrés puede tener un impacto negativo y duradero en el cerebro. La exposición a incluso unos pocos días de estrés compromete la eficacia de las neuronas del hipocampo, una importante zona del cerebro responsable del razonamiento y la memoria. Semanas de estrés causan daños reversibles en las dendritas neuronales (los pequeños “brazos” que las células cerebrales utilizan para comunicarse entre sí), y meses de estrés pueden destruir las neuronas de forma permanente. El estrés es una amenaza formidable para tu éxito: cuando el estrés se descontrola, tu cerebro y tu rendimiento se resienten.
La mayoría de las fuentes de estrés en el trabajo son fáciles de identificar. Si tu organización sin ánimo de lucro está trabajando para conseguir una subvención que necesita para funcionar, es normal que sientas estrés y probablemente sepas cómo gestionarlo. Son las fuentes inesperadas de estrés las que te cogen por sorpresa y te perjudican más.
Una investigación reciente del Departamento de Psicología Biológica y Clínica de la Universidad Friedrich Schiller de Alemania descubrió que la exposición a estímulos que provocan fuertes emociones negativas -el mismo tipo de exposición que se tiene cuando se trata de personas tóxicas- provocaba en los cerebros de los sujetos una respuesta de estrés masiva. Ya sea la negatividad, la crueldad, el síndrome de la víctima o simplemente la locura, las personas tóxicas llevan a tu cerebro a un estado de estrés que debe evitarse a toda costa.

Cómo deshacerse de la gente tóxica

Mis clientes acuden a mí con un sinfín de problemas: problemas de relación, estrés laboral, comportamiento impulsivo o sentimientos de ansiedad, depresión o ira. En el caso de algunos de ellos, empiezo a preguntarme a lo largo de nuestro trabajo conjunto si los problemas que presentan son realmente síntomas de un patrón más amplio de desregulación de las emociones.
Al igual que cada niño es un individuo único, el viaje de cada niño hacia la madurez emocional y el bienestar mental es un camino propio. El desarrollo de la autoestima, del sentido del autocontrol y de las habilidades de afrontamiento de situaciones difíciles puede ser un proceso más difícil para algunos niños que para otros; el apoyo de un profesional de la salud mental puede ser útil en este camino.
Entrenar la mentalidad para ver la vida a través de una lente positiva es similar a desarrollar un nuevo músculo. Cuando se construye un músculo, se necesita tiempo y perseverancia para que el músculo se fortalezca, pero con el tiempo ese crecimiento puede convertirse en una piedra angular de la fuerza y en algo con lo que realmente se puede contar. Experimentar el mundo de forma más positiva también requiere esfuerzo, pero, si prestas atención a tus pensamientos, puedes cambiar tu perspectiva, especialmente si has desarrollado un patrón de pensamiento negativo.