Como salir de una madre toxica

, Como salir de una madre toxica

Madres que no saben amar: un h…

Para ser justos, querer evitar esas charlas incómodas con tu tío y ese primo cuyo nombre no acabas de recordar, es algo normal. Está a la altura de la charla “prefiero no pasar las vacaciones con la familia”.
Pero hay otras situaciones en las que la mera idea de volver a casa puede despertar en ti ese tipo de emociones que te llenan de temor. Es porque sabes, aunque te cueste admitirlo, que ciertos individuos son tan tóxicos, tan manipuladores y tan, tan, tan agotadores, que prefieres mantenerte alejado. Lo peor de todo es cuando te das cuenta de que esos “individuos” no son otros que tus padres.
Sí, tú, querida, tienes padres tóxicos. Así que, ¿cómo lo afrontas? ¿Existe la posibilidad de interactuar de forma que se mantenga la cordura? ¿Cortar todo contacto es una respuesta demasiado dramática? Para averiguar cómo se puede hacer frente a los padres tóxicos, nos pusimos en contacto con dos profesionales de la salud mental para que nos dieran su consejo:  Justin Shubert, psicólogo clínico y fundador de Silver Lake Psychotherapy, y Rebekah Tayebi, terapeuta clínica y coach familiar. Esto es lo que tienen que decir.

Padres tóxicos

Los padres tóxicos suelen ser egoístas, manipuladores y negligentes. Crecer con ellos puede ser una experiencia difícil, y lleva tiempo curarse. Afortunadamente, puedes aprender a lidiar con tus padres tóxicos para sentirte mejor. Tanto si sigues viviendo en casa como si te has independizado, puedes gestionar la relación con tus padres distanciándote de ellos y estableciendo límites. Además, tendrás que trabajar tus sentimientos y aprender a cuidarte a ti mismo.
“Mi madre es muy narcisista. Cree que siempre tiene razón y que nunca se equivoca. Este artículo me enseñó sobre los límites, que intentaré establecer entre ella y yo. Espero que otras personas como yo encuentren información útil.”…” más

Cómo lidiar con padres tóxicos en la edad adulta

Temes las reuniones familiares. Una llamada telefónica de mamá suele ser un campo de minas emocional, y optas conscientemente por no tener hijos propios porque la paternidad seguro que fue un asco para ella. Si alguna de estas afirmaciones te resulta familiar, sigue leyendo. Puede que tengas una madre tóxica. No es culpa tuya que te trate así. Puedes aprender qué es lo que está causando esto, y cómo seguir adelante de una manera productiva y saludable.
En primer lugar, es importante señalar que no es tu culpa que tengas una madre tóxica. Muchas personas luchan con dinámicas familiares complejas. A continuación enumeraremos algunas características de las madres tóxicas. También es importante recordar aquí que la mayoría de los padres son culpables de algunos, e incluso de todos, los siguientes rasgos, al menos en algunas ocasiones. Esto es normal, y la mayoría de las veces no es perjudicial. Una madre tóxica, sin embargo, mostrará constantemente o regularmente dos o más de las siguientes características. Si todavía tienes una relación con ella, entiende que no estás haciendo que se comporte de manera abusiva contigo. Ella está tomando decisiones para actuar de una manera determinada.

Comentarios

Piensa en tu interacción más reciente con tu madre: ¿Te ha hecho sentir mal por ti mismo y luego se ha hecho la víctima? ¿Te echó la culpa a ti? ¿Te ha juzgado e incluso ha sido mala? ¿Intentó hacerte sentir culpable? Lamentamos decírtelo, pero estás tratando con una madre tóxica.
No podemos prometerte un vínculo a lo Gilmore Girls, pero puedes tener una relación con tu madre que no gire en torno al drama. La terapeuta Irina Firstein ha respondido a nuestras preguntas más acuciantes sobre el comportamiento de los padres tóxicos y ha ofrecido sus consejos para ayudarnos a superar esta complicada dinámica de relación… y mantener la cordura en el proceso.
Los patrones tóxicos varían de una persona a otra, pero hay algunas características de libro de texto a las que hay que prestar atención, nos dice Firstein. “El comportamiento tóxico es una conducta hacia otras personas que les hace sentirse mal con su vida y con ellos mismos”, dice. “Se caracteriza por la crítica, el control, la manipulación y la culpa, una gran maniobra que utilizan las madres tóxicas”. Por ejemplo, si tu madre critica constantemente tus elecciones de vida (como hablar mal de tu cónyuge), y si esto ha sido un patrón continuo desde que tienes memoria, podrías estar tratando con una madre tóxica.