Desarrollar inteligencia emocional

Ver más

“La inteligencia emocional es fundamental para establecer y mantener relaciones e influir en los demás, habilidades clave que ayudan a las personas a lo largo de su carrera y en cualquier lugar de la estructura organizativa”, dice Andrews.
La autoconciencia es la capacidad de identificar y comprender las propias emociones y el impacto que tenemos en los demás. Es la piedra angular de la inteligencia emocional y los demás componentes de la IE dependen de esta autoconciencia.
“Todo comienza con la autoconciencia, que es la base de la IE, y se construye a partir de ahí. Si eres consciente de tus propias emociones y de los comportamientos que desencadenan, puedes empezar a gestionar estas emociones y comportamientos”, dice Andrews.
Nuestras emociones influyen en nuestro estado de ánimo, comportamientos, rendimiento e interacciones con otras personas. “Todos tenemos emociones todo el tiempo”, dice Andrews, “la cuestión es si eres consciente de estas emociones y del impacto que tienen en tu comportamiento, y en el de otras personas”.
Según Tasha Eurich, psicóloga organizacional, investigadora y autora de Insight, las personas que son conscientes de sí mismas tienden a ser más seguras y más creativas. También toman mejores decisiones, establecen relaciones más sólidas y se comunican con mayor eficacia.

Habilidades de inteligencia emocional

La inteligencia emocional (EQ o EI) es uno de los indicadores más fuertes del éxito en los negocios. ¿Por qué? La Inteligencia Emocional no es sólo la capacidad de identificar y gestionar las propias emociones, sino también la capacidad de reconocer las emociones de los demás.  Este estudio de Johnson & Johnson demostró que los trabajadores con mayor rendimiento eran también los que mostraban una mayor inteligencia emocional.  Y según Talent Smart, el 90% de los trabajadores de alto rendimiento poseen una alta Inteligencia Emocional, mientras que el 80% de los de bajo rendimiento tienen una baja Inteligencia Emocional. En pocas palabras, tu inteligencia emocional es importante.
Muchos de mis clientes suelen acudir a mí frustrados con sus jefes, dispuestos a renunciar debido a la mala relación que tienen con su jefe. Cuando escucho lo que sucede, suele ser que estos líderes no están demostrando altos niveles de inteligencia emocional. ¡No dejes que ese seas tú!
1. Gestiona tus emociones negativas. Cuando eres capaz de gestionar y reducir tus emociones negativas, es menos probable que te sientas abrumado. Es más fácil decirlo que hacerlo, ¿verdad? Prueba esto: Si alguien te molesta, no saques conclusiones precipitadas. En su lugar, permítete ver la situación de varias maneras. Intenta ver las cosas de forma objetiva para no alterarte tan fácilmente. Practica la atención plena en el trabajo y observa cómo cambia tu perspectiva.

Dominio de la inteligencia emocional: un…

La inteligencia emocional impulsa tu rendimiento tanto en el trabajo como en tu vida personal, pero empieza por ti. Desde la confianza, la empatía y el optimismo hasta las habilidades sociales y el autocontrol, comprender y gestionar tus propias emociones puede acelerar el éxito en todos los ámbitos de tu vida.
Sea cual sea el ámbito profesional en el que te muevas, tanto si diriges un equipo de dos como de 20 personas, o incluso sólo a ti mismo, darte cuenta de la eficacia con la que controlas tu propia energía emocional es un gran punto de partida. Ausente en los planes de estudio, la inteligencia emocional no es algo que se nos enseñe ni se nos ponga a prueba, así que ¿de dónde viene, qué es, la tienes y es realmente tan importante?
Afortunadamente, es algo que se puede aprender y hemos recopilado una lista exhaustiva de consejos que le ayudarán a explorar su propio nivel de inteligencia emocional y a adquirir importantes habilidades de inteligencia emocional que se pueden aplicar en la vida diaria. Algunos de estos consejos los seguimos nosotros mismos y otros nos los han revelado nuestros increíbles clientes y socios que saben cómo motivar e inspirar a sus equipos, pero ante todo a ellos mismos.

La inteligencia emocional en el trabajo

Para aquellos que crecieron creyendo que el trabajo duro y las buenas notas eran el camino más seguro hacia el éxito, puede resultar sorprendente que la inteligencia emocional (no la intelectual) sea uno de los factores que más predicen el éxito. Pero, ¿por qué es tan importante y cómo se desarrolla la inteligencia emocional?
Si necesitara que alguien le escuchara, ¿a quién llamaría? Lo más probable es que esa persona tenga una gran inteligencia emocional. Todos conocemos a personas que parecen saber exactamente qué decir para hacernos sentir mejor, o incluso parecen ser capaces de articular nuestros sentimientos mejor que nosotros.
Pero la inteligencia emocional es algo más que tener y expresar empatía o simpatía. En su forma más simple, las personas con inteligencia emocional no asumen que todo el mundo interpretará o responderá igual que ellos.
La inteligencia emocional es la capacidad de comprender los sentimientos y la forma en que éstos moldean los pensamientos y las acciones. Las personas con un alto nivel de inteligencia emocional (lo que se conoce como una alta Inteligencia Emocional) son capaces de percibir sus propios sentimientos y los de los demás. Pueden anticipar cómo sus acciones pueden afectar a otras personas. Igualmente importante, también tienen una mayor comprensión de la serie de emociones y acciones que pueden haber llevado a la persona que tienen delante a estar donde están en una decisión. También pueden utilizar esta comprensión de sus propias emociones y de las de los demás para tomar decisiones sobre qué acciones emprender, reconociendo que cada persona reaccionará de forma diferente.