Dinamicas de comunicacion asertiva pdf

Asertividad – crear un camino hacia resultados positivos

La sabiduría convencional dice que las personas asertivas salen adelante. Dicen lo que piensan, solicitan los recursos que necesitan, piden aumentos de sueldo y no aceptan un no por respuesta. Entonces, ¿qué deben hacer las personas no asertivas si la cultura de su empresa premia estas acciones? Si eres tímido o reservado, no te preocupes. Puedes pedir lo que necesitas y conseguir lo que quieres, sin dejar de ser tú mismo.
Comprender el contexto La asertividad no se entiende universalmente como un rasgo positivo. Antes de hacer cambios en tu comportamiento, conoce el contexto en el que te desenvuelves. ¿La cultura -nacional, regional u organizativa- valora realmente la contundencia? ¿O trabaja en una situación en la que a veces se valora más un enfoque persuasivo y tranquilo? Que tu asertividad sea recompensada también depende de tu género. Avivah Wittenberg-Cox, directora general de 20-first, una de las principales empresas de consultoría de género del mundo, y autora de How Women Mean Business, advierte que las mujeres que piden lo que quieren suelen ser descritas como “zorras y agresivas”. Ames está de acuerdo: “El margen de maniobra de las mujeres es menor en cuanto a lo que pueden conseguir”, dice. Considera las implicaciones de tu comportamiento antes de modificarlo.

El enfoque de la asertividad despiadada

Oana, J. y Ionica Ona, A. (2019) La asertividad en la autorrealización y el éxito profesional. Dinámica interpersonal en la relación didáctica. Psicología, 10, 1235-1247. doi: 10.4236/psych.2019.108079.
El comportamiento asertivo se define como cualquier acción que refleja el interés y las necesidades del individuo, incluyendo la defensa de sus propios derechos sin ansiedad significativa, la expresión cómoda de sus sentimientos, y asume la defensa de los derechos sin negar los derechos de los demás (Alberti & Emons, 1970: p. 15) . Así pues, el comportamiento no agresivo refleja las dificultades del individuo para ponerse de su lado: dificultades para expresar sus deseos, necesidades, pensamientos y emociones.
Lazarus (1971) analiza la asertividad y la define como una competencia social que ayuda al individuo a adaptarse a la vida social, y Cornelius y Faire (1996: p. 93) consideran la asertividad como la opción de comunicación del individuo que le ayuda a apoyar su posición sin culpar o tratar a la otra persona como oponente. Los rasgos esenciales de la asertividad también son recogidos por John Agada, Kenneth A. Weaver, Prasad Kantamneni y Janice Stalling (1994: p. 1) en la siguiente definición, que reconoce sus raíces en estudios e investigaciones anteriores (Bakker & Bakker-Rabdau, 1973; Phelps & Austin, 1987) : promueve comportamientos positivos, directos, amables y orientados a objetivos, al tiempo que maximiza el poder y la eficacia de las interacciones sociales. Todas estas adquisiciones son posibles a través de la resolución de problemas y conflictos, la autorrealización y la imagen positiva de uno mismo.

La rosa de leary – test de personalidad

La unificación de Alemania suscita la esperanza de que el país vuelva a ser una nación igualitaria y normal en los asuntos mundiales, pero suscita la preocupación por una nueva asertividad que parece reflejar los espectros del pasado alemán. Sin embargo, los tremendos retos a los que se enfrenta Alemania la obligan a definir sus intereses nacionales en la era de la posguerra fría. Alemania puede convertirse en la potencia dominante de Europa en materia económica y de otro tipo y, por tanto, tendrá intereses que a veces divergen de los de sus aliados. Esto forma parte de la vuelta a la normalidad de Alemania como miembro coigualitario de la comunidad internacional. Lo que se llama una nueva asertividad sirve en realidad para promover los intereses nacionales de Alemania unida en un mundo cambiado.

Tu lenguaje corporal puede determinar quién eres | amy cuddy

Entender cómo te presentas ante los demás es la base de las buenas habilidades de comunicación. Ser capaz de elegir tu respuesta a cualquier situación en lugar de adoptar una reacción instintiva te da más control sobre el impacto que tienes, y comportarte de forma asertiva sin caer en la agresividad es una gran habilidad que debes adquirir. Pero, ¿cuál es el secreto?
Nuestros patrones de comportamiento están bastante arraigados, por lo que convertirse en una persona muy asertiva en la vida adulta es difícil si no se tiene mucha práctica. Por eso hay que empezar con pequeños pasos. Y, por supuesto, no hay una talla única para todos.