Dinamicas para trabajar la empatia

, Dinamicas para trabajar la empatia

La empatía en los equipos

Sí, todos odiamos las reuniones. Sí, suelen ser una pérdida de tiempo. Y sí, están aquí para quedarse. Así que es tu responsabilidad como líder hacerlas mejor. Esto no significa simplemente hacerlas más cortas, más eficientes, más organizadas. La gente tiene que disfrutarlas y, me atrevo a decir, divertirse.
La felicidad es muy importante en el trabajo; cómo no iba a serlo, si muchos de nosotros pasamos allí la mayor parte de nuestras horas de vigilia. Las alternativas -frustración crónica, descontento y odio absoluto a nuestros trabajos- son simplemente inaceptables. Los sentimientos negativos interfieren en la creatividad y la innovación, por no hablar de la colaboración. Y seamos sinceros: las reuniones siguen siendo, en su mayor parte, el lugar en el que se produce mucha colaboración, creatividad e innovación. Si las reuniones no funcionan, lo más probable es que no seamos capaces de hacer lo que tenemos que hacer.
Entonces, ¿cómo podemos arreglar las reuniones para que sean más agradables y produzcan más sentimientos positivos? Por supuesto, invitando a las personas adecuadas, creando mejores agendas y preparándose mejor. Esas son las soluciones básicas. Pero si realmente quiere mejorar la forma en que las personas trabajan juntas en las reuniones, tendrá que basarse en -y quizás desarrollar- un par de competencias clave de la inteligencia emocional: la empatía y la autogestión emocional.

Hoja de trabajo sobre la empatía

La empatía -o la comprensión de los pensamientos y sentimientos de las personas que nos rodean- es una de las partes más importantes y más difíciles de ser criaturas sociales. Pero, ¿qué es exactamente la empatía? Y, sobre todo, ¿podemos tener más?
¿Por qué es tan importante la empatía? Algunas de las razones son más obvias: “Nos inspira a ayudar a los miembros de la familia, a los amigos y a los desconocidos”, dice el Dr. Zaki. “Nos ayuda a ver más allá de las diferencias y nos permite ver a otros que son de una raza diferente o de una generación o ideología distinta a la nuestra, sin la lente de los estereotipos, los prejuicios o los sesgos”.
Pero también cree que no sólo los demás se benefician de la empatía: también lo hace la persona que la siente. “Las personas que experimentan empatía también tienden a estar menos estresadas y deprimidas, más satisfechas con sus vidas, más felices en sus relaciones y más exitosas en el trabajo”, dice.
El Dr. Zaki distingue tres tipos de empatía: empatía cognitiva, empatía emocional y preocupación empática o compasión. Para desglosar estos tipos, imagine que está comiendo con un amigo cuando éste recibe una llamada telefónica. No sabes con quién están hablando, pero en un momento dado, tu amigo empieza a llorar.

Ejemplos de empatía para estudiantes

La empatía es una de las habilidades sociales más importantes que los jóvenes pueden desarrollar. La empatía no sólo es un ingrediente primordial de las escuelas libres de acoso y de las aulas inclusivas y armoniosas, sino que también es una habilidad que los estudiantes utilizarán durante el resto de sus vidas a medida que se convierten en adultos solidarios y compasivos y en buenos ciudadanos del mundo.
La empatía es una habilidad compleja, pero, como todo lo demás, puede enseñarse. El post de hoy te trae cinco actividades sencillas que puedes utilizar para ayudar a fomentar la empatía en tus alumnos. Adaptadas a partir de dos programas eficaces para el desarrollo de las habilidades sociales (véase el final de este artículo para más detalles), estas actividades ayudarán a los niños a identificar correctamente las emociones, a afinar sus habilidades de escucha activa, a evitar los “destructores de la empatía” más comunes, y mucho más.
Pide a cada alumno que elija una emoción de la lista que hemos enlazado anteriormente. Pídeles que no digan a sus compañeros qué emoción han elegido. Haz que los alumnos, uno por uno, modelen el lenguaje corporal que refleja esa emoción.
Mientras los alumnos modelan las emociones, pida a sus compañeros que busquen pistas que les ayuden a adivinar la emoción que se está modelando. Recuerde a los alumnos que no siempre es fácil adivinar los sentimientos de las personas y reitere que no todo el mundo experimenta o muestra las emociones de la misma manera.

Cómo enseñar empatía en un centro de llamadas

¿Te consideras una persona empática en el trabajo? Estás siempre dispuesto a prestar atención al último drama de tu compañero de trabajo en el ensayo de la banda, o prefieres mantener las conversaciones a nivel corporativo?
Una encuesta reciente realizada para el Estado de la empatía en el lugar de trabajo 2018 informó que la friolera del 96% de los encuestados calificó la empatía como una cualidad importante que deben demostrar las empresas. A pesar de esto, el 92% de los empleados cree que la empatía sigue siendo infravalorada en su empresa, lo que supone un aumento respecto a los resultados de años anteriores.
La empatía se describe no sólo como la comprensión de la perspectiva de otra persona, sino como el hecho de ponerse realmente en su lugar y sentir esas emociones junto a esa persona.  Es una piedra angular de la inteligencia emocional, y cuando un lugar de trabajo demuestra empatía, hay innumerables estudios que lo correlacionan con un aumento de la felicidad, la productividad y la retención entre los empleados.
Así que se quiere más empatía en el trabajo, y mucha gente se siente empática, pero la práctica no se traduce efectivamente en la realidad. Esta desconexión se ve agravada por el aumento del trabajo a distancia, que elimina gran parte de las interacciones cara a cara de una oficina tradicional.