Etapas de una relacion

, Etapas de una relacion

4 etapas de la luna de miel de una relación

Explorar activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
Enamorarse es fácil, pero las relaciones pueden ser difíciles, a pesar de lo que Hollywood intenta vendernos. Como todo lo que merece la pena en la vida, las relaciones requieren trabajo. Algunas parejas superan con éxito las tormentas que inevitablemente surgen, mientras que otras simplemente se alejan.
Cuando se trata de emparejarse, no hay un manual de instrucciones.  Recuerda el viejo mantra del patio de recreo: ¿Primero viene el amor, luego el matrimonio, luego tal y cual y el cochecito de bebé? Ojalá fuera así de sencillo. Aunque algunas parejas siguen esta trayectoria tradicional, muchas personas no lo hacen. Cada vez son menos las parejas que se casan, algunas tienen hijos antes de casarse y otras deciden no tenerlos. Cada relación, como cada individuo, es única.

Etapas de una relación para un hombre

Linda Carroll es una terapeuta matrimonial y familiar licenciada y una coach de vida certificada que actualmente vive en Oregón. Obtuvo un máster en asesoramiento en la Universidad Estatal de Oregón y ha practicado la psicoterapia desde 1981.
Las cinco etapas de una relación son la fusión, la duda y la negación, la desilusión, la decisión y el amor integral. Todas las relaciones pasan por estas cinco etapas, aunque no sólo una vez. Piensa en estas etapas no como peldaños hacia un resultado final, sino como una serie de estaciones por las que nos movemos en un ciclo eterno.
A menudo pensamos que todas las relaciones íntimas progresan de forma fiable desde el encuentro inicial hasta el enamoramiento vertiginoso, pasando por una serie de pequeñas pruebas y tribulaciones y, finalmente, hasta un estado dichoso de felicidad para siempre. Es una narración satisfactoria que vemos continuamente en el cine, la televisión y la música. En realidad, el amor es un viaje sin destino final. No debemos esperar que, en algún momento de nuestra relación, miremos hacia atrás y veamos los obstáculos que hemos superado y digamos: «¡Bueno, ya está! ¡Ya estamos aquí! Lo hemos conseguido!» Porque más allá de donde estés ahora, te espera otro obstáculo.En otras palabras, las etapas de una relación no son lineales, sino cíclicas. Incluso las personas que alcanzan la quinta y última etapa de una relación -el amor incondicional- acabarán regresando a la etapa 1 para volver a empezar el proceso. Este modelo de los Ciclos del Amor se basa en mi experiencia como terapeuta de parejas durante las últimas tres décadas, estudiando a las parejas en todas las etapas de una relación e identificando patrones comunes. Aquí está todo lo que necesitas saber sobre las cinco etapas de una relación y qué habilidades necesitan las parejas para superar cada etapa.

4 etapas de una relación

Explorar activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
Enamorarse es fácil, pero las relaciones pueden ser difíciles, a pesar de lo que Hollywood intenta vendernos. Como todo lo que merece la pena en la vida, las relaciones requieren trabajo. Algunas parejas superan con éxito las tormentas que inevitablemente surgen, mientras que otras simplemente se alejan.
Cuando se trata de emparejarse, no hay un manual de instrucciones.  Recuerda el viejo mantra del patio de recreo: ¿Primero viene el amor, luego el matrimonio, luego tal y cual y el cochecito de bebé? Ojalá fuera así de sencillo. Aunque algunas parejas siguen esta trayectoria tradicional, muchas personas no lo hacen. Cada vez son menos las parejas que se casan, algunas tienen hijos antes de casarse y otras deciden no tenerlos. Cada relación, como cada individuo, es única.

Etapas de la fase de luna de miel de una relación

Cuando uno se enamora, el cerebro libera un cóctel de sustancias químicas con nombres extravagantes (como oxitocina, feniletilamina, serotonina y dopamina). Todas ellas están diseñadas para que tu corazón lata con fuerza y se encienda un fuego en tus entrañas.
La mayor trampa de la etapa del romance es nuestra falta de honestidad. No es que mintamos, sino que no somos completamente sinceros. Dejar que nuestra pareja vea quiénes somos y sepa lo que queremos podría asustarla. Así que mantenemos partes de nosotros mismos ocultas.
En este punto, tu cerebro deja de producir esas deliciosas sustancias químicas del amor. Te despiertas una mañana con lo que yo llamo «resaca de amor», tumbado junto a la persona más incompatible del universo pensando: «Algo va mal en esta relación».
A menudo, las parejas en la etapa de Lucha de Poder rompen o se divorcian con la esperanza de encontrar una pareja más compatible… sólo para descubrir que los mismos patrones vuelven a surgir en su siguiente relación… y su siguiente relación… y su siguiente relación.
El propósito de esta etapa de la relación es que usted establezca su autonomía dentro de su relación, sin destruir el vínculo amoroso que ambos han trabajado tan cuidadosamente para construir.