Lenguaje gestual

, Lenguaje gestual

Lenguaje gestual en línea

El lenguaje hablado es una capacidad innata del ser humano y representa el modo de comunicación social más extendido. La capacidad de compartir conceptos, intenciones y sentimientos, así como de responder a lo que otros sienten/dicen, es crucial durante las interacciones sociales. Cada vez hay más pruebas de que el lenguaje evolucionó a partir de gestos manuales, incorporando gradualmente actos motores con elementos vocales. En este contexto evolutivo, el mecanismo espejo humano (MM) permitiría pasar de «hacer algo» a «comunicarlo a otra persona». En esta perspectiva, el MM mediaría los procesos semánticos estando implicado tanto en la ejecución como en la comprensión de los mensajes expresados por palabras o gestos. Así, el reconocimiento de palabras relacionadas con la acción activaría las regiones somatosensoriales, reflejando la base semántica de estos símbolos en la información de la acción. Aquí se aborda el papel del córtex sensoriomotor y, en general, del MM humano en la percepción y comprensión del lenguaje, centrándose en estudios recientes sobre la integración entre los gestos simbólicos y el habla. Concluimos documentando algunas evidencias sobre el MM en la codificación también de los aspectos emocionales transmitidos por las señales manuales, faciales y corporales durante la comunicación, y cómo actúan en concierto con el lenguaje para modular la comprensión del mensaje y el comportamiento de otros, en línea con una visión «encarnada» e integrada de la interacción social.

El lenguaje es un discurso

Este estudio de referencia examina el papel de los gestos en relación con el habla y el pensamiento. Destacados especialistas, entre ellos psicólogos, lingüistas y antropólogos, ofrecen análisis de vanguardia para demostrar que los gestos no son un mero adorno del habla, sino que son parte integrante del propio lenguaje. Lenguaje y gesto ofrece una amplia gama de enfoques teóricos, con énfasis no sólo en las descripciones de comportamiento, sino también en los procesos subyacentes. El libro tiene un fuerte componente translingüístico y transcultural, ya que examina los gestos de hablantes de lenguas mayas, australianas y de Asia oriental, así como del inglés y otras lenguas europeas. El contenido es diverso, incluyendo capítulos sobre los gestos durante la afasia y la tartamudez severa, la primera aparición de combinaciones de habla y gestos de los niños, y una sección sobre el lenguaje de signos. En un campo de estudio en rápido crecimiento, este volumen abre la agenda de investigación de un nuevo enfoque para entender el lenguaje, el pensamiento y la sociedad.

Wikipedia

McLane (1996) describió la gesticulación como un medio para comunicar una experiencia. Aunque esto podría animar a una persona a hablar, hay veces en las que simplemente no se puede producir el habla, por ejemplo, en situaciones como temas tabú o situaciones en las que la mente no tiene palabras para expresar lo que se pretende. Basándose en la investigación que llevó a cabo con pacientes traumatizados, McLane sugiere que las situaciones de trauma físico y psicológico son ejemplos en los que la comunicación mediante el habla es un reto. En consecuencia, las personas pueden recurrir a los gestos como forma de transmitir su mensaje.
La teoría del lenguaje sugiere que las personas utilizan el lenguaje como una extensión de nosotros debido a la necesidad de comunicar nuestras experiencias, en otras palabras, las personas tienen la necesidad de compartir las cosas que les han sucedido (McLane, 1996). Esto es lo que sustenta la comunicación, ya que las personas «se comunican para escuchar y ser escuchadas». Como había mencionado McLane (1996), «diremos nuestras vidas para tener o vivir nuestras vidas» (p. 107). Esta cita ilustra que, para experimentar la vida, es necesario expresar las experiencias.

Lenguaje gestual 2020

Se compararon las respuestas dependientes del nivel de oxigenación de la sangre (BOLD) a las pantomimas y emblemas, sus glosas habladas y las tareas de control emparejadas visual y acústicamente en un diseño de bloques aleatorios. Las pruebas de reconocimiento de tareas mostraron que los sujetos identificaron con precisión el 75 ± 7% de los elementos del estímulo, lo que indica que habían prestado atención durante el transcurso del experimento. Los análisis de contraste identificaron activaciones compartidas (conjunciones, observadas tanto para los gestos como para las glosas en inglés), así como activaciones que eran únicas para cada condición. También se realizaron análisis de conectividad de la región semilla para detectar interacciones funcionales asociadas a estas condiciones.
Las conjunciones de efectos aleatorios (conjunción nula, SPM2) entre los contrastes ponderados [(gestos de pantomima + gestos de emblema) – controles de gestos sin sentido] y [(glosas de pantomima + glosas de emblema) – controles de pseudosonido] revelaron un patrón similar de respuestas evocadas por los gestos y el lenguaje hablado en regiones temporales posteriores y frontales inferiores (Fig. 2, Tabla 1).