Porque aparece la ansiedad

, Porque aparece la ansiedad

Tratamiento de los ataques de ansiedad

La ansiedad no es infrecuente. De hecho, es la enfermedad mental más común entre los adultos de Estados Unidos. Aun así, muchos de nosotros andamos preguntándonos «¿por qué estoy ansioso sin razón?». La ansiedad es más frustrante cuando parece surgir de la nada, sin razón alguna. Si te preguntas «¿cómo puedo saber si mi ansiedad necesita tratamiento?», probablemente estés en el punto en el que hablar con un terapeuta podría ayudar mucho. No tienes que luchar contra la ansiedad; es totalmente tratable. Así que busca ayuda hoy mismo.
Laura estaba preocupada todo el tiempo y no sabía por qué. Su trabajo iba muy bien, tenía una buena relación con su novio y tenía un círculo de amigos cercano. Aun así, siempre estaba inquieta y vigilante, y una sensación de temor la seguía a todas partes. Conducir por la autopista era lo peor de todo. Una noche volvía a casa cuando se vio sorprendida por un coche de policía que encendía las luces y las sirenas detrás de ella. Se le aceleró el corazón, le sudaron las palmas de las manos y le costó sujetar el volante. Estaba segura de que iba a morir. Pero encendió las luces de emergencia y consiguió salir al arcén mientras el coche de policía pasaba a su lado. Allí mismo sufrió un ataque de pánico y se prometió no volver a conducir por la autopista.

Cómo lidiar con la ansiedad

Liam siempre había cuidado de su hermano menor Sam. Pero cada vez que Sam cogía el autobús tarde después del entrenamiento de fútbol, Liam se preocupaba tanto por él que no podía concentrarse en sus deberes. Liam miraba el reloj, preocupándose e imaginando lo peor, imaginando accidentes de autobús y temiendo, sin ninguna razón en particular, que Sam pudiera estar herido o muerto. Sólo cuando Sam llegó a casa sano y salvo, Liam pudo finalmente relajarse.
Es completamente normal preocuparse cuando las cosas se vuelven agitadas y complicadas. Pero si las preocupaciones se vuelven abrumadoras, puedes sentir que están dirigiendo tu vida. Si pasas una cantidad excesiva de tiempo sintiéndote preocupado o nervioso, o tienes dificultades para dormir debido a tu ansiedad, presta atención a tus pensamientos y sentimientos. Pueden ser síntomas de un problema o trastorno de ansiedad.
La ansiedad es una reacción humana natural que implica a la mente y al cuerpo. Cumple una importante función básica de supervivencia: La ansiedad es un sistema de alarma que se activa cuando una persona percibe un peligro o una amenaza.
Cuando el cuerpo y la mente reaccionan ante un peligro o una amenaza, la persona experimenta sensaciones físicas de ansiedad, como la aceleración de los latidos del corazón y la respiración, la tensión muscular, el sudor en las palmas de las manos, las náuseas y el temblor de las manos o las piernas. Estas sensaciones forman parte de la respuesta de lucha y huida del cuerpo. Están causadas por una descarga de adrenalina y otras sustancias químicas que preparan al cuerpo para huir rápidamente del peligro. Pueden ser leves o extremas.

Qué causa la ansiedad en el cerebro

La ansiedad ocasional es una parte esperada de la vida. Es posible que se sienta ansioso cuando se enfrenta a un problema en el trabajo, antes de hacer un examen o antes de tomar una decisión importante. Pero los trastornos de ansiedad implican algo más que una preocupación o un miedo temporales. Para una persona con un trastorno de ansiedad, la ansiedad no desaparece y puede empeorar con el tiempo. Los síntomas pueden interferir en las actividades diarias, como el rendimiento laboral, las tareas escolares y las relaciones.
Las personas con trastorno de ansiedad generalizada (TAG) muestran una ansiedad o preocupación excesiva, la mayoría de los días durante al menos 6 meses, por una serie de cosas como la salud personal, el trabajo, las interacciones sociales y las circunstancias de la vida cotidiana. El miedo y la ansiedad pueden causar problemas significativos en áreas de su vida, como las interacciones sociales, la escuela y el trabajo.
Las personas con trastorno de pánico sufren ataques de pánico recurrentes e inesperados. Los ataques de pánico son períodos repentinos de miedo intenso que aparecen rápidamente y alcanzan su punto álgido en cuestión de minutos. Los ataques pueden ocurrir de forma inesperada o pueden ser provocados por un desencadenante, como un objeto o una situación temida.

Síntomas físicos de la ansiedad

La ansiedad es una emoción caracterizada por un estado desagradable de agitación interior, a menudo acompañada de comportamientos nerviosos como ir de un lado a otro, quejas somáticas y rumiación[1]. Incluye sentimientos subjetivamente desagradables de temor ante acontecimientos previstos[2].
La ansiedad es una sensación de malestar y preocupación, normalmente generalizada y desenfocada como reacción exagerada a una situación que sólo se ve subjetivamente como amenazante[3]. Suele ir acompañada de tensión muscular,[4] inquietud, fatiga, incapacidad para recuperar el aliento, opresión en la región abdominal y problemas de concentración. La ansiedad está estrechamente relacionada con el miedo, que es una respuesta a una amenaza inmediata real o percibida; la ansiedad implica la expectativa de una amenaza futura, incluido el temor[4] Las personas que se enfrentan a la ansiedad pueden retirarse de situaciones que les han provocado ansiedad en el pasado[5].
Aunque la ansiedad puede considerarse una respuesta humana normal, cuando es excesiva o persiste más allá de los periodos apropiados para el desarrollo puede diagnosticarse como un trastorno de ansiedad. Existen múltiples formas de trastorno de ansiedad (como el Trastorno de Ansiedad Generalizada y el Trastorno Obsesivo Compulsivo) con definiciones clínicas específicas[6] Parte de la definición de un trastorno de ansiedad, que lo distingue de la ansiedad cotidiana, es que es persistente, y que suele durar 6 meses o más, aunque el criterio de duración pretende ser una guía general que permite cierto grado de flexibilidad y que a veces es de menor duración en los niños[4].