Proceso de coaching

, Proceso de coaching

Sistema de entrenamiento

Tengo un amigo que es un músico y educador de gran talento. Enseña coro y música en el instituto a cientos de estudiantes cada año. Mientras nos poníamos al día una tarde, me hizo una pregunta poderosa: ¿Qué es lo único que deben hacer los líderes para tener éxito?
¿Sólo una cosa? Me quedé perplejo, no porque no tuviera una respuesta, sino porque tenía demasiadas respuestas. Empecé a contarle todas las habilidades esenciales que deben tener los líderes, como establecer expectativas claras, desarrollar el talento, responsabilizar a la gente, ofrecer resultados… y así sucesivamente. Me detuvo y volvió a preguntarme por esa única cosa.
Con una sonrisa frustrada, le devolví la pregunta: ¿Qué es lo que necesitan los cantantes para tener éxito? La respuesta fue rápida: la respiración. Los cantantes tienen que aprender una buena técnica de respiración, de lo contrario no pueden cantar. Pensé que eso tenía mucho sentido. No estaba descartando la necesidad de leer la música, mantenerse en el tono, sentir el ritmo del compás y todo eso. En cambio, lo aisló hasta el punto de partida: el comportamiento esencial que permite que todo lo demás fluya y tenga el potencial de convertirse en música hermosa.

Proceso de coaching en 4 pasos

Aunque los procesos de coaching varían con cada coach, un enfoque típico suele comenzar con una entrevista personal (cara a cara o por teleconferencia) para evaluar las oportunidades y los retos actuales de la persona, definir el alcance de la relación, identificar las prioridades de acción y establecer los resultados específicos deseados. Las siguientes sesiones de coaching pueden realizarse en persona o por teléfono, y cada sesión tiene una duración previamente establecida. Entre las sesiones de coaching programadas, se puede pedir a la persona que realice tareas que apoyen la consecución de sus objetivos personales. El coach puede proporcionar recursos adicionales en forma de artículos relevantes, listas de control, evaluaciones o modelos, para apoyar el pensamiento y las acciones del individuo. La duración de la relación de coaching varía en función de las necesidades, preferencias y objetivos personales del individuo.
La duración de una relación de coaching varía en función de las necesidades, preferencias y objetivos del individuo o del equipo. Para ciertos tipos de coaching enfocado, pueden funcionar de 3 a 6 meses de trabajo con un coach. Para otros tipos de coaching, las personas pueden encontrar beneficioso trabajar con un coach durante un periodo más largo. Los factores que pueden influir en la duración son: los tipos de objetivos, la forma de trabajar de los individuos o equipos, la frecuencia de las reuniones de coaching y los recursos financieros disponibles para apoyar el coaching.

Técnica de coaching

Tengo un amigo que es un músico y educador de gran talento. Da clases de coro y música en el instituto a cientos de estudiantes cada año. Mientras nos poníamos al día una tarde, me hizo una pregunta poderosa: ¿Qué es lo único que deben hacer los líderes para tener éxito?
¿Sólo una cosa? Me quedé perplejo, no porque no tuviera una respuesta, sino porque tenía demasiadas respuestas. Empecé a contarle todas las habilidades esenciales que deben tener los líderes, como establecer expectativas claras, desarrollar el talento, responsabilizar a la gente, ofrecer resultados… y así sucesivamente. Me detuvo y volvió a preguntarme por esa única cosa.
Con una sonrisa frustrada, le devolví la pregunta: ¿Qué es lo que necesitan los cantantes para tener éxito? La respuesta fue rápida: la respiración. Los cantantes tienen que aprender una buena técnica de respiración, de lo contrario no pueden cantar. Pensé que eso tenía mucho sentido. No estaba descartando la necesidad de leer la música, mantenerse en el tono, sentir el ritmo del compás y todo eso. En cambio, lo aisló hasta el punto de partida: el comportamiento esencial que permite que todo lo demás fluya y tenga el potencial de convertirse en música hermosa.

Ejemplo de proceso de coaching

El coaching puede tener diferentes significados, según el contexto. Lo más habitual es pensar en los entrenadores que guían a los deportistas hacia un mejor rendimiento. Pero definamos el coaching como un proceso de conversación para apoyar a un amigo, empleado o colega. En el proceso, los entrenadores más eficaces también se benefician de la conversación.
Las personas suelen ser capaces de resolver sus propios problemas si se les da el espacio y el estímulo para pensar y hablar sobre ellos. Lo más importante que hay que recordar como coach es que tu trabajo es escuchar, no dar consejos. Cualquier consejo que ofrezcas proviene de tu propia historia y, por lo tanto, no es probable que sea útil en la realidad de la otra persona.
Encontrar un camino para salir de un problema: Muchos de nosotros pensamos que podemos resolver los problemas por nuestra cuenta. Es posible, pero es definitivamente más lento y a menudo menos eficaz que trabajar con otra persona.
La vida está llena de problemas. Las buenas personas y los buenos proyectos tienen su parte de ellos. Tal vez se trate de una mala evaluación del rendimiento o de que no te den un ascenso. Una conversación de coaching puede acelerar el proceso de despejar los pensamientos o sentimientos negativos y decidir un camino constructivo hacia adelante.