Quiero a mi pareja pero no soy feliz

, Quiero a mi pareja pero no soy feliz

Señales de una relación infeliz

Tu relación no va tan bien como te gustaría y no te sientes del todo feliz, o quizás te sientes constantemente infeliz. Tal vez te sientas un poco cansado, o sientas que tu pareja ya no se esfuerza, o que vuestra relación es unilateral. Tal vez sientas que ya no estáis hechos para estar juntos. El primer paso es sentir a través de tu interior. ¿Qué piensas realmente? ¿Qué sientes realmente? Entonces, podrás decidir qué hacer en una relación en la que no eres feliz.
Tal vez te sientas poco apreciado, como si tu pareja te diera por sentado y tu relación fuera unilateral. Parece que siempre cuentan contigo cuando necesitan algo, pero no parecen pensar en ti cuando tú necesitas algo. Si ese es el caso, lo primero que tienes que hacer es hablar con tu pareja sobre cualquier cosa relacionada con la relación. Tal vez no se den cuenta de que te sientes así, y hablar con ellos puede ayudarles a entender lo que tienen que hacer para que te sientas más importante para ellos.

No soy feliz en mi matrimonio pero le quiero

“Si estás diciendo constantemente: ‘Está bien, está bien, está bien’, probablemente no está bien”, dijo Salkin. “Especialmente si estás poniendo excusas para comportamientos que no son lo que quieres de tu pareja de todos modos, probablemente algo está pasando”. Salkin dijo que cuando el excusómetro llega a un punto alto es cuando hay que mirar el panorama general y evaluar realmente si esta persona realmente tiene interés en salir contigo o no.
“Es natural que la gente tenga menos sexo cuando está en una relación larga y seria, pero si se está ralentizando justo cuando se supone que debería estar aumentando, eso podría significar que uno de los miembros de la pareja no está tan involucrado en la relación como debería”, explicó Pompey. Por supuesto, ésta no es la única razón por la que podrían no estar interesados en el sexo. Puede deberse a un bajo deseo sexual o al estrés fuera de la relación. Lo importante es comunicarse con la pareja.
Una cosa es que tu pareja tenga que trabajar hasta tarde de vez en cuando, pero si empiezas a percibir que trabajar hasta tarde es su excusa para evitar estar contigo, probablemente no esté tan interesado en la relación. “Si notas que tu pareja ha dejado de esforzarse por hacer planes, o por salir por la noche, o simplemente por mantener viva la chispa romántica, puede que esté empezando a perder el interés en la relación”, explicó Pompey. Salkin se mostró de acuerdo: “He tenido clientes que han acudido a mí confundidos porque sus primeras citas estaban tan pensadas, como una noche de pintura o un bar guay, y de repente sólo es una cena a la vuelta de la esquina, y ven que su pareja está perdiendo el interés”, dijo. Pero Salkin dice que hay que tantear la situación. “Por supuesto, si llevan un tiempo saliendo y ambos se sienten cómodos el uno con el otro, cenar a la vuelta de la esquina podría ser una buena señal, porque están en un punto en el que no necesitan nada lujoso”.

Infeliz en mi relación pero no quiero romper

Dios y el hombreEl amor no debe ser tan difícil. Sí, el amor requiere compromiso, y requiere cambios, pero no debería sentirse como si fuera difícil cambiar algunas cosas de tu vida por esa persona. Porque al final del día, el amor te hace querer ser un mejor ser humano. Te hace querer esforzarte más, hacerlo mejor, ser más fuerte. Eso es saludable. Así que si te encuentras en el tipo de relación en la que el amor empieza a sentirse como un trabajo unilateral, entonces tienes el derecho, no, tienes la obligación de dejarlo.
La persona de la que estás enamorado no tiene por qué ser mala. No tienen que ser abusivos. De hecho, pueden ser las personas más agradables del mundo, pero si sientes que eres tú el que pone todo el esfuerzo, y ellos no están haciendo ningún tipo de cambio en su vida por ti, entonces tienes derecho a irte.
Mira, esto es lo triste de la gente. A veces conoces a alguien y crees que es el elegido, pero su papel en tu vida resulta ser el de alguien que sólo está ahí para prepararte para el elegido. Y puedes ser tan amable y quererlos más que a l

¿soy feliz en mi relación?

Cuando llevas un tiempo en una relación, es inevitable que haya discusiones tanto grandes (como el dinero que gastas frente al que ahorras) como pequeñas (digamos, cuando ella se olvida de descargar el lavavajillas otra vez). Por no hablar de que puede haber días en los que la mera visión de tu cónyuge te haga querer encerrarte en tu habitación indefinidamente, lo que es parte de la razón por la que puede ser difícil saber si realmente estás en una relación o matrimonio infeliz o si sólo estás pasando por una mala racha. En primer lugar, es perfectamente normal ser infeliz en una relación de vez en cuando. Pero si hay un aumento notable en la frecuencia y la duración de tus sentimientos -hasta el punto de que vuestras vidas son más paralelas que entrelazadas o priorizas constantemente a los amigos por encima de tu pareja- eso podría ser un indicio de un cambio serio. Señales igualmente preocupantes: Si os sentís solos incluso cuando estáis juntos, si fantaseáis continuamente con la idea de estar solteros y si todas vuestras conversaciones se convierten en peleas (o dejáis de pelear por completo).