Sintomas del toc

, Sintomas del toc

Diagnóstico del síndrome de salida torácica

El síndrome de la salida torácica (SST) es una afección en la que se produce una compresión de los nervios, las arterias o las venas en el conducto que va desde la parte inferior del cuello hasta la axila[1]. [El tipo neurogénico es el más común y se presenta con dolor, debilidad y, en ocasiones, pérdida de músculo en la base del pulgar[1][2] El tipo venoso provoca hinchazón, dolor y, posiblemente, una coloración azulada del brazo[2] El tipo arterial provoca dolor, frialdad y palidez del brazo[2].
El TOS puede ser consecuencia de un traumatismo, movimientos repetitivos del brazo, tumores, embarazo o variaciones anatómicas como una costilla cervical[1] El diagnóstico puede apoyarse en estudios de conducción nerviosa e imágenes médicas[1] Otras afecciones que pueden producir síntomas similares son el desgarro del manguito de los rotadores, los trastornos discales cervicales, la fibromialgia, la esclerosis múltiple y el síndrome de dolor regional complejo[1].
El tratamiento inicial para el tipo neurogénico consiste en ejercicios para fortalecer los músculos del tórax y mejorar la postura[1]. Para el dolor pueden utilizarse AINE como el naproxeno[1]. La cirugía suele realizarse para los tipos arterial y venoso y para el tipo neurogénico si no mejora con otros tratamientos. [1] [2] Se pueden utilizar anticoagulantes para tratar o prevenir los coágulos sanguíneos. 1] La afección afecta a alrededor del 1% de la población. 3] Es más común en las mujeres que en los hombres y se presenta con mayor frecuencia entre los 20 y los 50 años de edad. 1] La afección se describió por primera vez en 1818 y el término actual «síndrome de la salida torácica» se utilizó por primera vez en 1956. 2] [4]

El síndrome de salida torácica puede afectar a las piernas

La calidad de vida de los pacientes con síndrome de salida torácica neurógena está profundamente disminuida. Las nuevas pruebas apoyan la quimiodenervación mínimamente invasiva de la musculatura cervicotorácica con toxina onobotulínica como opción de tratamiento.Por Paul J Christo, MD, MBA
La definición, la incidencia, el diagnóstico y el tratamiento del síndrome de salida torácica (SST) son algo controvertidos. Acuñado originalmente en 1956, el término SST indicaba una «compresión de las estructuras neurovasculares en el triángulo interescalénico correspondiente a la posible etiología de los síntomas».1 La controversia se centra en el hecho de que el SST se refiere a la anatomía o la localización del problema sin identificar la causa, ya sea vascular o neurogénica.
Por lo tanto, el SST se define generalmente como un grupo de trastornos causados por la compresión del plexo braquial, la arteria subclavia o la vena subclavia en la salida torácica, la zona situada entre la clavícula en la base del cuello y la primera costilla, incluida la parte delantera de los hombros y el pecho. El TOS es una enfermedad progresiva marcada por el pinzamiento de los nervios y vasos sanguíneos que alimentan la salida torácica. La compresión del músculo subclavio, que se sabe que comprime la arteria subclavia, reduce el flujo sanguíneo hacia las arterias carótidas y las arterias vertebrales. Esto puede provocar una migraña intratable, uno de los primeros síntomas del TOS.

Síndrome de salida del tórax síntomas nocturnos

Si alguna vez tuvo un curso de fisiología humana, probablemente aprendió que la zona entre la clavícula y la primera costilla se llama salida torácica. Aunque podría ser olvidable en un curso lleno de conceptos sobre todo el cuerpo, para quienes padecen el síndrome de salida torácica (SST) es imposible de olvidar. El TOC es una condición dolorosa que resulta de la compresión y el estrechamiento de los vasos sanguíneos o los nervios en esta zona.
En JAN recibimos preguntas de acomodación que involucran a individuos con TOC para todo tipo de trabajo. Las limitaciones, aunque normalmente se centran en un lado de la parte superior del cuerpo, pueden dificultar a los que se dedican a levantar, alcanzar o a las posiciones sedentarias. He aquí algunas situaciones:
Está claro que las limitaciones para el COT pueden variar. Sin embargo, también es evidente que las limitaciones de una persona están dictadas por el dolor y que las funciones laborales consideradas esenciales dictan las adaptaciones. Para obtener información adicional sobre las adaptaciones para el COT, consulte la guía de la A a la Z de JAN por limitaciones.

Síndrome de la salida del tórax síntomas mareos

El síndrome de la salida del tórax (SST) es una afección en la que se produce una compresión de los nervios, las arterias o las venas en el conducto que va desde la parte inferior del cuello hasta la axila[1]. [El tipo neurogénico es el más común y se presenta con dolor, debilidad y, en ocasiones, pérdida de músculo en la base del pulgar[1][2] El tipo venoso provoca hinchazón, dolor y, posiblemente, una coloración azulada del brazo[2] El tipo arterial provoca dolor, frialdad y palidez del brazo[2].
El TOS puede ser consecuencia de un traumatismo, movimientos repetitivos del brazo, tumores, embarazo o variaciones anatómicas como una costilla cervical[1] El diagnóstico puede apoyarse en estudios de conducción nerviosa e imágenes médicas[1] Otras afecciones que pueden producir síntomas similares son el desgarro del manguito de los rotadores, los trastornos discales cervicales, la fibromialgia, la esclerosis múltiple y el síndrome de dolor regional complejo[1].
El tratamiento inicial para el tipo neurogénico es con ejercicios para fortalecer los músculos del tórax y mejorar la postura[1]. Para el dolor pueden usarse AINE como el naproxeno[1] La cirugía suele realizarse para los tipos arterial y venoso y para el tipo neurogénico si no mejora con otros tratamientos. [1] [2] Se pueden utilizar anticoagulantes para tratar o prevenir los coágulos sanguíneos. 1] La afección afecta a alrededor del 1% de la población. 3] Es más común en las mujeres que en los hombres y se presenta con mayor frecuencia entre los 20 y los 50 años de edad. 1] La afección se describió por primera vez en 1818 y el término actual «síndrome de la salida torácica» se utilizó por primera vez en 1956. 2] [4]