Tecnicas de control de impulsos

Intervenciones terapéuticas para el control de los impulsos

Aquí encontrará sencillas estrategias para el control de los impulsos. Utilice estos consejos y actividades junto con otros recursos para mejorar las habilidades de control de impulsos: Estas actividades de control de impulsos y cómo enseñar a controlar los impulsos. Utilice estos recursos en combinación con los consejos sobre impulsividad de esta entrada como estrategias de intervención para el comportamiento impulsivo.
Aquí en el sitio, hemos compartido mucha información relacionada con el control de los impulsos.    Esta habilidad del funcionamiento ejecutivo es esencial para la mayoría de las tareas diarias.    Cuando los niños luchan con la priorización, la planificación, la gestión del tiempo, la persistencia, entonces el control de los impulsos puede sufrir.
Utiliza esas situaciones de la vida real para evaluar lo que ha funcionado, lo que no ha funcionado y hablar de ello. A veces, mirar el panorama general puede ayudar a los niños.▪ Las investigaciones nos dicen que, a medida que avanza el día, nos resulta más difícil mantener y utilizar el autocontrol. Haz objetivos más pequeños al final del día.▪ ¡Las declaraciones de ánimo pueden impulsar y reanimar! Utilice imágenes para imaginar los éxitos en situaciones típicas. Encuentre una frase alentadora que realmente le guste al niño y pídale que la repita, la cante y la baile. El descanso, una dieta saludable, dormir lo suficiente, el ejercicio físico y la hora del día marcan la diferencia en la fuerza de voluntad. El sistema interoceptivo es un potente sistema sensorial cuando se trata de controlar los impulsos.▪ El ejercicio físico también provoca cambios en la función y la estructura de la corteza prefrontal del cerebro. El ejercicio regular, como los ejercicios de atención plena como el yoga y los estiramientos, así como el ejercicio cardiovascular intenso, nos ayuda a ser más resistentes al estrés.▪ Enseñar a los niños a gestionar el estrés. Cuando experimentamos estrés, significa que la energía de nuestro cuerpo se agota y actuamos de forma instintiva. Las decisiones que se toman en situaciones de estrés suelen basarse en resultados a corto plazo.▪ El autocontrol y el control de esos impulsos requieren supervisión. Esto incluye hacer un seguimiento de tus pensamientos, sentimientos y acciones en cualquier situación. Ayuda a los niños a controlar sus acciones con rápidas autocomprobaciones.

Ejemplos de control de impulsos

El comportamiento impulsivo suele darse en niños con TDAH y otros trastornos de la conducta. La impulsividad está relacionada con el hecho de actuar por capricho o sin pensar. Como resultado, estos niños suelen hacer cosas como correr riesgos innecesarios, soltar cosas, no esperar su turno e interrumpir conversaciones.
En estos casos, la impulsividad puede estar causada por un desequilibrio cerebral; sin embargo, existen métodos que pueden ayudar a su hijo a mejorar el autocontrol para minimizar la impulsividad. Los siguientes consejos ayudarán a los niños excesivamente impulsivos a controlar mejor su comportamiento y, por tanto, a mejorar sus relaciones sociales.
A veces, el mero hecho de ser consciente de un problema puede difuminarlo. Siempre que su hijo actúe de forma impulsiva, llámele la atención y ayúdele a comprender mejor por qué ese comportamiento es un problema en ese momento. Si su hijo le interrumpe, adviértale que no ha terminado la conversación y que es importante que lo haga por x motivo y pídale paciencia. Cuando corrija el comportamiento impulsivo de su hijo, es importante que lo haga de forma calmada y útil para no afectar negativamente a su autoestima. No hagas sentir a tu hijo que él es el problema, sino que el comportamiento es el problema y envíale el mensaje de que se puede corregir. Sin embargo, tenga en cuenta que en algunos casos los niños no podrán controlar su impulsividad con sólo esforzarse, así que consulte a un profesional si sigue teniendo dudas.

Actividades de control de impulsos para adultos

Los comportamientos impulsivos se definen como acciones que ocurren rápidamente y parecen ocurrir sin pensar o considerar las consecuencias. Los niños diagnosticados con TDAH suelen tener comportamientos impulsivos, pero los comportamientos impulsivos no indican necesariamente que una persona tenga TDAH. Los comportamientos impulsivos pueden hacer que las situaciones cotidianas sean un reto para su hijo y las personas que lo rodean.
Según las investigaciones, los niños con comportamientos impulsivos, como los diagnosticados con el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad y el Trastorno Oposicionista Desafiante, muestran una mejora cuando se les enseñan sistemáticamente comportamientos prosociales, como por ejemplo, cómo comportarse en diferentes situaciones, cómo identificar los problemas y aportar soluciones, y cómo reconocer qué comportamientos pueden ser indeseables en determinadas situaciones.
Por ejemplo, si va a ir a un restaurante, hable de lo que ocurrirá cuando llegue allí (por ejemplo, esperar a que le sienten, mirar el menú, pedir la comida, etc.) y de cómo debería ser el comportamiento de su hijo (por ejemplo, usar una voz interior, hablar con respeto mientras está dentro del restaurante, esperar amablemente su comida).

Estrategias de control de impulsos para adultos pdf

En esta lección se habla de los problemas de control de los impulsos y de cómo pueden convertirse en comportamientos positivos utilizando algunas técnicas sencillas. También se analizan los conceptos de gratificación inmediata y gratificación retardada en relación con el control de los impulsos.
El primer curso de acción es contrarrestar el impulso dificultando la realización de la conducta. A continuación, es necesario continuar por el camino correcto proporcionándose a sí mismo recordatorios útiles de lo que está tratando de hacer. Por último, elimine el estrés del proceso. Recompénsese por sus éxitos y no se castigue por los retrocesos. Escriba su plan de acción y téngalo siempre a la vista. Revíselo y establezca objetivos futuros que denoten éxitos. Resumen de la lecciónLa falta de control de los impulsos lleva a elegir el camino fácil en lugar del que conduce a un mejor resultado a largo plazo. También se denomina gratificación instantánea, cuando la gratificación retardada suele ser la mejor opción. Comprendiendo tu problema, elaborando un plan, recordándote a ti mismo tu plan, reduciendo el estrés y utilizando otras técnicas sencillas, puedes ganar control sobre tus impulsos.