Tecnicas de relajacion para la ansiedad

Ejercicios de terapia para la ansiedad

Todos nos enfrentamos a situaciones estresantes a lo largo de nuestra vida, desde pequeñas molestias como los atascos hasta preocupaciones más serias, como la grave enfermedad de un ser querido. Sea cual sea la causa, el estrés inunda el cuerpo de hormonas. El corazón late con fuerza, la respiración se acelera y los músculos se tensan.
Esta llamada “respuesta al estrés” es una reacción normal ante situaciones amenazantes, perfeccionada en nuestra prehistoria para ayudarnos a sobrevivir a amenazas como el ataque de un animal o una inundación. Hoy en día, rara vez nos enfrentamos a estos peligros físicos, pero las situaciones desafiantes de la vida cotidiana pueden desencadenar la respuesta al estrés. No podemos evitar todas las fuentes de estrés en nuestras vidas, ni queremos hacerlo. Pero podemos desarrollar formas más saludables de responder a ellas.
1. Centrarse en la respiración.  En esta sencilla y poderosa técnica, se realizan respiraciones largas, lentas y profundas (también conocidas como respiración abdominal). Al respirar, se desconecta suavemente la mente de los pensamientos y las sensaciones que la distraen. La concentración en la respiración puede ser especialmente útil para las personas con trastornos alimentarios, ya que les ayuda a centrarse en su cuerpo de forma más positiva. Sin embargo, esta técnica puede no ser apropiada para quienes tienen problemas de salud que dificultan la respiración, como las dolencias respiratorias o la insuficiencia cardíaca.

Técnicas rápidas de relajación para la ansiedad

Si experimenta ansiedad por ir a trabajar después de la pandemia, no está solo. No pase por alto sus emociones. Por supuesto, usted sabe lo que es normal para usted y lo que no lo es. Así que, si reconoces que tu estrés se está agravando, presta atención. ¿Notas algún sentimiento que se ha vuelto incontrolable o excesivo? Sentirse constantemente preocupado, cansado o irritable no es saludable.
Si ya estás controlando tu ansiedad, asegúrate de que los miembros de tu comunidad también controlan la suya. Consulta a tus amigos y familiares. A veces no notamos los cambios que otros ven. En estos casos, tener un sistema de apoyo marca la diferencia.
Cuando se trata del estrés, hay varias tácticas para aliviar la mente. El enfoque más sencillo para superar la ansiedad por ir a trabajar se basa en la Regla de 3. Desde Aristóteles hasta la redacción de contenidos, pasando por los debates, los psicólogos y los estudiosos están de acuerdo: ¡hay magia en el número 3! Desde el siglo IV a.C. (y quizá antes), la regla ha sido la piedra angular de las estrategias de comunicación persuasiva. Cuando se trata de compartir información, las investigaciones demuestran que las personas son más propensas a recordar detalles agrupados por tres.

Técnicas de relajación para dormir

Todos nos enfrentamos a situaciones estresantes a lo largo de nuestra vida, desde pequeñas molestias como los atascos hasta preocupaciones más serias, como la grave enfermedad de un ser querido. Sea cual sea la causa, el estrés inunda el cuerpo de hormonas. El corazón late con fuerza, la respiración se acelera y los músculos se tensan.
Esta llamada “respuesta al estrés” es una reacción normal ante situaciones amenazantes, perfeccionada en nuestra prehistoria para ayudarnos a sobrevivir a amenazas como el ataque de un animal o una inundación. Hoy en día, rara vez nos enfrentamos a estos peligros físicos, pero las situaciones desafiantes de la vida cotidiana pueden desencadenar la respuesta al estrés. No podemos evitar todas las fuentes de estrés en nuestras vidas, ni queremos hacerlo. Pero podemos desarrollar formas más saludables de responder a ellas.
1. Centrarse en la respiración.  En esta sencilla y poderosa técnica, se realizan respiraciones largas, lentas y profundas (también conocidas como respiración abdominal). Al respirar, se desconecta suavemente la mente de los pensamientos y las sensaciones que la distraen. La concentración en la respiración puede ser especialmente útil para las personas con trastornos alimentarios, ya que les ayuda a centrarse en su cuerpo de forma más positiva. Sin embargo, esta técnica puede no ser apropiada para quienes tienen problemas de salud que dificultan la respiración, como las dolencias respiratorias o la insuficiencia cardíaca.

Ejercicios de relajación

Introducción¿Alguna vez te ha dolido la espalda o el cuello cuando estabas ansioso o estresado? Cuando tienes ansiedad o estrés en tu vida, una de las formas en que tu cuerpo responde es con tensión muscular. La relajación muscular progresiva es un método que ayuda a aliviar esa tensión.
¿Cómo se hace la relajación muscular progresiva? El procedimiento Puedes utilizar una grabación de audio para ayudarte a concentrarte en cada grupo muscular, o puedes aprender el orden de los grupos musculares y hacer los ejercicios de memoria. Elige un lugar en el que no te interrumpan y en el que puedas tumbarte de espaldas y estirarte cómodamente, como un suelo enmoquetado.
Una vez que hayas aprendido a tensar y relajar cada grupo muscular, puedes probar otra cosa. Cuando tengas un músculo muy tenso, puedes practicar cómo tensar y relajar esa zona muscular sin tener que hacer toda la rutina. Los grupos musculares A continuación se presenta una lista de los grupos musculares en orden y cómo tensarlos. Recuerda acostarte cuando hagas esto.
Autor: Personal de Healthwise Revisión Médica: Dra. Patrice Burgess – Medicina Familiar Dra. Kathleen Romito – Medicina Familiar Dr. Adam Husney – Medicina Familiar Dra. Christine R. Maldonado PhD – Salud Mental