Terapias de relajacion

, Terapias de relajacion

Tipos de técnicas de relajación

Practica la respiración profunda a una hora regular y en un lugar tranquilo donde no te molesten. Aflójese o quítese la ropa ajustada que lleve, como zapatos o chaquetas. Ponte completamente cómodo.
Siéntese en una silla cómoda que le sirva de apoyo para la cabeza, o túmbese en el suelo o en la cama. Coloca los brazos sobre los brazos de la silla, o bien sobre el suelo o la cama. Tus brazos deben estar un poco alejados del costado de tu cuerpo y con las palmas hacia arriba. Si estás tumbado, estira las piernas, manteniéndolas separadas a la anchura de la cadera o ligeramente más anchas. Si estás sentado en una silla, no cruces las piernas.
Busca un lugar cálido y tranquilo, sin distracciones. Ponte completamente cómodo, sentado o tumbado. Cierra los ojos y empieza a concentrarte en tu respiración, respirando lenta y profundamente, como se ha descrito anteriormente.

Técnicas de relajación para el estrés

Algunos de los estudios analizados en esta hoja informativa comparan las técnicas de relajación con la terapia cognitivo-conductual. La terapia cognitivo-conductual es un tipo de tratamiento psicológico que ayuda a una persona a tomar conciencia de formas de pensar que pueden ser automáticas pero que son inexactas y perjudiciales. La terapia implica esfuerzos para cambiar los patrones de pensamiento y, por lo general, también los patrones de comportamiento.
Otras prácticas de salud complementarias, como la terapia de masaje, la meditación, el yoga y el tai chi, pueden producir varios efectos beneficiosos en el cuerpo, incluida la respuesta de relajación; sin embargo, estas prácticas no se tratan en esta hoja informativa. Para obtener información más detallada sobre estas prácticas, consulte «Terapia de masaje: Lo que hay que saber», «Meditación», «Yoga: lo que hay que saber» y «Tai Chi y Qi Gong».
¿Pueden los niños y adolescentes beneficiarse de las técnicas de relajación? Algunas técnicas de relajación pueden ayudar a los niños y adolescentes con el dolor, la ansiedad y la depresión, los dolores de cabeza o la dificultad con los procedimientos relacionados con las agujas. Pero gran parte de la investigación de apoyo fue calificada como de baja calidad, por lo que aún no tenemos una imagen completamente clara de los posibles beneficios.

Técnicas de relajación para la ansiedad

El estrés constante es una de las características que definen la vida moderna, y el origen de muchos problemas de salud comunes. El estrés desempeña un papel evidente en el nerviosismo, la ansiedad y el insomnio, pero también se cree que contribuye a un gran número de otras enfermedades.
En el pasado, la mayoría de la gente realizaba muchas horas de ejercicio físico al día, una actividad que reduce los efectos del estrés psicológico. La vida también era más lenta entonces y estaba más en armonía con los ciclos naturales del día y las estaciones. Hoy, sin embargo, nuestros cuerpos son relativamente sedentarios, mientras que nuestras mentes se ven obligadas a responder al rápido ritmo de una sociedad que nunca se detiene. El resultado es un alto nivel de estrés y una menor capacidad para afrontarlo.
Hay varias formas de mitigar los daños causados por el estrés. El aumento del ejercicio físico puede ayudar, al igual que medidas sencillas y de sentido común, como tomar descansos de relajación y vacaciones. Si estos enfoques no tienen resultados adecuados, hay métodos más formales que pueden ser útiles.
En muchas técnicas de relajación, se empieza por tumbarse o adoptar una postura relajada y sentada en un lugar tranquilo y cerrar los ojos. El siguiente paso difiere según el método. En el entrenamiento autógeno, en la respuesta de relajación y en ciertas formas de meditación, se centra la mente en las sensaciones internas, como la respiración. Las técnicas de imagen guiada emplean la visualización deliberada de escenas o acciones, como caminar por una playa tranquila. Las técnicas de relajación progresiva implican la relajación gradual de los músculos. Por último, algunas escuelas de meditación incorporan la repetición de una frase o sonido en silencio o en voz alta.

Técnicas de relajación para dormir

Hay muchas formas de mejorar tus comportamientos saludables y reducir tu dependencia de los hábitos destructivos. Para empezar, puedes aprender a desactivar el reflejo de lucha o huida de tu cuerpo mediante ejercicios de respiración y técnicas de relajación.
La relajación consciente es una forma eficaz de combatir el estrés. Con un poco de práctica, puedes aprender a entrar en modo de relajación. Cuando se realiza con éxito, la respuesta de relajación aumenta la actividad de las ondas cerebrales alfa y reduce la presión arterial, el pulso, la tasa de respiración, la tasa metabólica, el consumo de oxígeno y la ansiedad, y produce una mayor sensación de bienestar.
Otra forma de dominar el estrés es ser consciente de la respiración. Cuando las personas sienten pánico o están inconscientemente estresadas, tienden a tomar bocanadas de aire cortas y superficiales. La falta de oxígeno resultante restringe el flujo sanguíneo y hace que los músculos se tensen. Al permitir que entre más aire en el cuerpo, se ralentiza el ritmo cardíaco, se reduce la presión arterial y se rompe el ciclo del estrés.
Una práctica habitual de relajación consiste en imaginarse mentalmente en un lugar agradable que tranquilice la mente y el cuerpo. Por ejemplo, imagínate tumbado en una playa con el sol brillando, escuchando las olas. Es importante imaginar un lugar que tenga una asociación positiva para usted (una playa con océano puede no ser un lugar agradable para todo el mundo).