Como separarse cuando hay hijos

, Como separarse cuando hay hijos

En pie de igualdad…

amica utiliza tecnología de inteligencia artificial para sugerir una división de los bienes, basándose en los tipos de acuerdos alcanzados por otras parejas en circunstancias similares, y en cómo los tribunales suelen manejar disputas similares. amica también puede ayudar a los padres a desarrollar un plan de crianza para sus hijos.
Los niños necesitan saber que sus padres se están separando. Por lo general, no necesitan saber los motivos de la separación. Cuando hable con sus hijos sobre la separación, hágalo con sencillez y céntrese en los hechos básicos y objetivos.
Trate de que las conversaciones se centren en el futuro, describa los arreglos para la crianza de los hijos en el futuro y explique cómo cree que esto podría mejorar las cosas. Tranquilízales sobre el amor de sus dos padres.
Las investigaciones demuestran que cuanto más expuestos estén los niños a los problemas de la separación y al conflicto entre los padres, peor será para ellos. Cuando los padres hacen partícipes a los niños de los detalles negativos de sus asuntos personales, se socava su relación con ellos y con el otro progenitor. También perjudica la capacidad del niño para funcionar bien. Cuanto menos expuestos estén los niños al conflicto y a los detalles de la ruptura de la relación de sus padres, mejor les irá.

Cómo separarse del cónyuge viviendo juntos

Durante una separación o divorcio, los hijos suelen ser la mayor preocupación de las parejas. Esta sección destaca sus principales derechos y responsabilidades en relación con el cuidado de sus hijos. Su propósito es darle una comprensión general para que pueda negociar un acuerdo. Si se dirige a los tribunales y desea más información sobre leyes específicas, consulte el capítulo 6.
En general, como padre, usted es el tutor de sus hijos y es responsable de su cuidado.    Es posible que haya escuchado los términos «custodia», «residencia principal», «tiempo de crianza», «acuerdos de crianza», etc. Todos estos términos se utilizan para describir cómo se cuidará a los niños y qué padre hará qué para cuidarlos.
La ley permite a los padres establecer acuerdos que se adapten a las necesidades de ambos. Pueden compartir las responsabilidades a partes iguales o uno de los dos puede asumir una o más de las responsabilidades. Sin embargo, la ley establece que todas las decisiones sobre la crianza de los hijos deben tomarse teniendo en cuenta el interés superior del niño. Así que, cuando intentes tomar decisiones sobre la crianza de los hijos, ten siempre presente que deben responder al interés superior de tu hijo.

Ver más

Todos los divorcios afectan a los hijos, y muchas veces la reacción inicial es de conmoción, tristeza, frustración, ira o preocupación. Pero los niños también pueden salir mejor parados, y muchos se convierten en adultos jóvenes más flexibles y tolerantes.
En cuanto esté seguro de sus planes, hable con sus hijos sobre su decisión de vivir separados. Aunque no es fácil dar la noticia, si es posible, que ambos padres estén presentes en esta conversación. Es importante que intentes dejar de lado los sentimientos de rabia, culpa o culpabilidad. Practica cómo vas a gestionar la comunicación con tus hijos para no enfadarte ni alterarte durante la charla.
La conversación debe ajustarse a la edad, la madurez y el temperamento del niño. Pero siempre debe incluir este mensaje: Lo que ha sucedido es entre papá y mamá y no es culpa del niño. La mayoría de los niños se sienten culpables incluso después de que los padres hayan dicho que no lo son. Por eso es vital que los padres sigan dando esta seguridad.
Dile a tus hijos que a veces los adultos cambian su forma de quererse o no se ponen de acuerdo y tienen que vivir separados. Pero recuérdales que los hijos y los padres están unidos de por vida, por nacimiento o por adopción. A menudo, padres e hijos no están de acuerdo, pero eso forma parte del círculo de la vida: padres e hijos no dejan de quererse ni se divorcian.

Separarse del marido, ¿a qué tengo derecho?

En un momento en el que te sientes vulnerable e insegura de ti misma, tienes que decirles a tus hijos que os vais a separar y que sus vidas van a cambiar. No querrás causarles angustia y querrás hacerlo de la manera que les genere menos dolor.
Los niños tienen que enfrentarse a muchos cambios y ajustes como consecuencia de la separación de sus padres: cambios en el estilo de vida familiar, en las normas y en la disciplina. También puede haber muchos otros cambios, por ejemplo, una nueva casa y un nuevo colegio y una nueva persona en la vida de mamá o papá, y quizás menos caprichos, ya que entrará menos dinero.
Si estás preocupado por tus hijos, habla con otras personas que los vean con regularidad: su profesor o el personal de la guardería, y no dudes en pedir ayuda profesional. Al igual que sus padres, la mayoría de los niños se sienten estresados por la separación y los cambios en sus vidas, pero con cuidado y apoyo, la mayoría de los niños aceptan y se adaptan a los cambios.
Los puntos de vista u opiniones expresados en esta información son de carácter general y no constituyen asesoramiento profesional. Es posible que se beneficie de la ayuda de un profesional para tratar cuestiones individuales y complejas.