Elementos de la comunicacion verbal

Elementos de la comunicacion verbal

Elementos de la comunicacion verbal

Elementos de comunicación verbal pdf

Habilidades básicas de comunicación verbal: Hablar y escuchar con eficacia. Hablar eficazmente implica tres áreas principales: las palabras que eliges, cómo las dices y cómo las refuerzas con otra comunicación no verbal.
Hablar por hablar. Una buena comunicación verbal y unas buenas habilidades interpersonales son esenciales para colaborar con los demás, comunicarse con el supervisor y hablar con los clientes. Esto significa hablar de forma clara, concisa y en voz alta (pero no demasiado alta), al tiempo que se crea una buena relación con el público.
El proceso de comunicación implica comprender, compartir y dar sentido, y consta de ocho elementos esenciales: fuente, mensaje, canal, receptor, retroalimentación, entorno, contexto e interferencia.
Los dos elementos principales que intervienen en la comunicación son el emisor y el receptor. Estos dos son personas o cosas y están vinculados entre sí para intercambiar los mensajes o la información. Ambos disponen de los protocolos necesarios para comunicarse e intercambiar determinada información.

Funciones de la comunicación verbal

Cuando la gente reflexiona sobre la palabra comunicación, suele pensar en el acto de hablar. Dependemos de la comunicación verbal para intercambiar mensajes entre nosotros y desarrollarnos como individuos. El término comunicación verbal suele evocar la idea de comunicación hablada, pero la comunicación escrita también forma parte de la comunicación verbal. Al leer este libro, usted está descodificando la comunicación verbal escrita de los autores para aprender más sobre la comunicación. Exploremos los distintos componentes de nuestra definición de comunicación verbal y examinemos cómo funciona en nuestras vidas.
La comunicación verbal se refiere al lenguaje, tanto escrito como hablado. En general, la comunicación verbal se refiere a nuestro uso de las palabras, mientras que la comunicación no verbal se refiere a la comunicación que se produce a través de medios distintos de las palabras, como el lenguaje corporal, los gestos y el silencio. Tanto la comunicación verbal como la no verbal pueden ser habladas y escritas. Muchas personas asumen erróneamente que la comunicación verbal se refiere sólo a la comunicación hablada. Sin embargo, aprenderás que no es así. Digamos que le cuentas un chiste a un amigo y éste se ríe en respuesta. ¿La risa es comunicación verbal o no verbal? ¿Por qué? Dado que la risa no es una palabra, consideraríamos este acto vocal como una forma de comunicación no verbal. Para simplificar, el cuadro siguiente destaca los tipos de comunicación que entran en las distintas categorías. Se pueden encontrar muchas definiciones de comunicación verbal en nuestra literatura, pero para este texto, definimos la Comunicación Verbal como un sistema de símbolos acordado y regido por reglas que se utiliza para compartir el significado. Examinemos en detalle cada uno de los componentes de esta definición.

  Frases dependencia emocional

Gesto

“Todos utilizamos el lenguaje para comunicarnos, para expresarnos, para transmitir nuestras ideas y para conectar con la persona a la que nos dirigimos. Cuando una relación funciona, el acto de comunicarse parece fluir con relativa facilidad. Cuando una relación se deteriora, el acto de comunicarse puede ser tan frustrante como subir una colina de arena”.
A diario trabajamos con personas que tienen opiniones, valores, creencias y necesidades diferentes a las nuestras. Nuestra capacidad para intercambiar ideas con los demás, comprender las perspectivas de los otros, resolver problemas y utilizar con éxito los pasos y procesos presentados en esta formación dependerá en gran medida de la eficacia con la que seamos capaces de comunicarnos con los demás.
Nuestro uso del lenguaje tiene un enorme poder en el tipo de atmósfera que se crea en la mesa de resolución de problemas. Las palabras que son críticas, culpables, enjuiciadoras o acusadoras tienden a crear una mentalidad resistente y defensiva que no es propicia para la resolución productiva de problemas. Por otro lado, podemos elegir palabras que normalicen las cuestiones y los problemas y reduzcan la resistencia. Frases como “en algunos distritos, la gente puede…”, “no es raro que…” y “para algunas personas en situaciones similares” son ejemplos de ello.

Ver más

“Todos utilizamos el lenguaje para comunicarnos, para expresarnos, para hacer llegar nuestras ideas y para conectar con la persona a la que nos dirigimos. Cuando una relación funciona, el acto de comunicarse parece fluir relativamente sin esfuerzo. Cuando una relación se deteriora, el acto de comunicarse puede ser tan frustrante como subir una colina de arena”.
A diario trabajamos con personas que tienen opiniones, valores, creencias y necesidades diferentes a las nuestras. Nuestra capacidad para intercambiar ideas con los demás, comprender las perspectivas de los otros, resolver problemas y utilizar con éxito los pasos y procesos presentados en esta formación dependerá en gran medida de la eficacia con la que seamos capaces de comunicarnos con los demás.
Nuestro uso del lenguaje tiene un enorme poder en el tipo de atmósfera que se crea en la mesa de resolución de problemas. Las palabras que son críticas, culpables, enjuiciadoras o acusadoras tienden a crear una mentalidad resistente y defensiva que no es propicia para la resolución productiva de problemas. Por otro lado, podemos elegir palabras que normalicen las cuestiones y los problemas y reduzcan la resistencia. Frases como “en algunos distritos, la gente puede…”, “no es raro que…” y “para algunas personas en situaciones similares” son ejemplos de ello.

  Desarrollar inteligencia emocional