Inteligencia emcional

, Inteligencia emcional

Inteligencia emocional pdf

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
La inteligencia emocional (IE) se refiere a la capacidad de percibir, controlar y evaluar las emociones. Algunos investigadores sugieren que la inteligencia emocional puede aprenderse y reforzarse, mientras que otros afirman que es una característica innata.
La capacidad de expresar y controlar las emociones es esencial, pero también lo es la capacidad de comprender, interpretar y responder a las emociones de los demás. Imagina un mundo en el que no pudieras entender cuando un amigo se siente triste o cuando un compañero de trabajo está enfadado. Los psicólogos denominan a esta capacidad inteligencia emocional, y algunos expertos sugieren incluso que puede ser más importante que el coeficiente intelectual para el éxito general en la vida.

Inteligencia emocional en las relaciones

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
La inteligencia emocional (IE) se refiere a la capacidad de percibir, controlar y evaluar las emociones. Algunos investigadores sugieren que la inteligencia emocional puede aprenderse y reforzarse, mientras que otros afirman que es una característica innata.
La capacidad de expresar y controlar las emociones es esencial, pero también lo es la capacidad de comprender, interpretar y responder a las emociones de los demás. Imagina un mundo en el que no pudieras entender cuando un amigo se siente triste o cuando un compañero de trabajo está enfadado. Los psicólogos denominan a esta capacidad inteligencia emocional, y algunos expertos sugieren incluso que puede ser más importante que el coeficiente intelectual para el éxito general en la vida.

Inteligencia emocional daniel goleman

Por lo tanto, existe un apoyo teórico y empírico para la IE oscura. Como constructo polifacético que engloba habilidades (IE), autopercepciones y disposiciones (IE) relacionadas con uno mismo y con los demás (por ejemplo, asertividad; gestión de las emociones), los niveles muy altos de IE podrían conllevar efectos negativos internos o «intrapersonales» para la persona en cuestión, pero también efectos negativos externos o «interpersonales» que implican a los demás. Tras una oportuna revisión de la bibliografía, este artículo trata de profundizar en estas posibilidades abordando las siguientes cuestiones: ¿Cuándo (en qué contextos), por qué (qué facetas) y cómo (directa o indirectamente) la IE puede ser perjudicial o dañina? ¿Existe un nivel óptimo de IE? Por lo tanto, esta revisión pretende sintetizar un número creciente de hallazgos que no encajan con la posición empírica dominante de que una mayor IE es siempre mejor.
Los individuos emocionalmente inteligentes deberían ser capaces de hacer frente a las exigencias de la vida cotidiana (Bar-On, 2006) y la regulación competente del afecto se considera crucial para el bienestar psicológico (Mayer y Salovey, 1997). Esta habilidad está respaldada por habilidades de IE de orden inferior (percibir, utilizar la emoción para facilitar el pensamiento, comprender la emoción), que contribuyen a una conciencia emocional fundamental necesaria para la gestión adaptativa de la emoción. Se argumenta que las creencias sobre las habilidades emocionales (indicadas por la TEI) son igual de importantes, dado que la valoración y la reactividad a las actividades cotidianas pueden filtrarse en parte a través de ellas (Petrides et al., 2007). Aunque hay pruebas que relacionan la IE con una mejor salud mental y física (para revisiones, véase Martins et al., 2010; Resurreccion et al., 2014), la investigación sugiere que, en algunos contextos, los altos niveles de IE (en particular, la conciencia emocional; la gestión) pueden estar relacionados con una peor salud psicológica y tener un impacto negativo en la capacidad de un individuo para hacer frente a situaciones emocionalmente destacadas.

Habilidades de inteligencia emocional

Es posible que hayas oído a la gente mencionar el «coeficiente intelectual» al hablar del intelecto y de lo inteligente que es alguien. (Por ejemplo, «Mi hermano no necesita estudiar tanto como yo porque tiene un coeficiente intelectual realmente alto»). CI significa «cociente intelectual». Puede ayudar a predecir el rendimiento académico de alguien.
Sin embargo, el CI es sólo una medida de nuestras capacidades. Hay muchos otros tipos de inteligencia además del intelecto. Por ejemplo, la inteligencia espacial es la capacidad de pensar en 3D. La inteligencia musical es la capacidad de reconocer el ritmo, la cadencia y el tono. Las habilidades atléticas, artísticas y mecánicas son otros tipos de inteligencia.
La inteligencia emocional es la capacidad de comprender, utilizar y gestionar nuestras emociones. La inteligencia emocional se llama a veces EQ (o EI) para abreviar. Al igual que un alto coeficiente intelectual puede predecir los mejores resultados en los exámenes, una alta Inteligencia Emocional puede predecir el éxito en situaciones sociales y emocionales. La Inteligencia Emocional nos ayuda a establecer relaciones sólidas, a tomar buenas decisiones y a afrontar situaciones difíciles.
Una forma de pensar en la Inteligencia Emocional es que forma parte de la inteligencia de las personas. Entender y llevarse bien con la gente nos ayuda a tener éxito en casi cualquier ámbito de la vida. De hecho, algunos estudios demuestran que la Inteligencia Emocional es más importante que el Coeficiente Intelectual cuando se trata de obtener buenos resultados en la escuela o tener éxito en el trabajo.