Que es la epigenetica

, Que es la epigenetica

Qué es la epigenética en psicología

La epigenética es el estudio de cómo las células controlan la actividad de los genes sin cambiar la secuencia del ADN. “Epi-” significa en griego “sobre” o “encima”, y “epigenética” describe factores más allá del código genético. Los cambios epigenéticos son modificaciones del ADN que regulan la activación o desactivación de los genes. Estas modificaciones están unidas al ADN y no cambian la secuencia de los bloques de construcción del ADN. Dentro del conjunto completo de ADN de una célula (genoma), todas las modificaciones que regulan la actividad (expresión) de los genes se conoce como epigenoma.
Como los cambios epigenéticos ayudan a determinar si los genes se activan o se desactivan, influyen en la producción de proteínas en las células. Esta regulación ayuda a garantizar que cada célula produzca sólo las proteínas necesarias para su función. Por ejemplo, las proteínas que promueven el crecimiento de los huesos no se producen en las células musculares. Los patrones de modificación epigenética varían entre individuos, en diferentes tejidos dentro de un individuo, e incluso en diferentes células dentro de un tejido. Las influencias ambientales, como la dieta de una persona y la exposición a contaminantes, pueden afectar al epigenoma. Las modificaciones epigenéticas pueden mantenerse de célula a célula a medida que las células se dividen y, en algunos casos, pueden heredarse a través de las generaciones.

Epigenética frente a genética

En biología, la epigenética es el estudio de los cambios fenotípicos heredables que no implican alteraciones en la secuencia del ADN[1] El prefijo griego epi- (ἐπι- “sobre, fuera de, alrededor de”) en epigenética implica características que están “encima de” o “además de” la base genética tradicional de la herencia[2] La epigenética suele implicar cambios que afectan a la actividad y expresión de los genes, pero el término también puede utilizarse para describir cualquier cambio fenotípico heredable. Estos efectos sobre los rasgos fenotípicos celulares y fisiológicos pueden ser el resultado de factores externos o ambientales, o formar parte del desarrollo normal.
El término también se refiere a los cambios en sí mismos: cambios funcionalmente relevantes en el genoma que no implican un cambio en la secuencia de nucleótidos. Ejemplos de mecanismos que producen tales cambios son la metilación del ADN y la modificación de las histonas, cada uno de los cuales altera la forma en que se expresan los genes sin alterar la secuencia de ADN subyacente. La expresión de los genes puede controlarse mediante la acción de proteínas represoras que se unen a regiones silenciadoras del ADN. Estos cambios epigenéticos pueden durar a través de las divisiones celulares durante toda la vida de la célula, y también pueden durar varias generaciones, aunque no impliquen cambios en la secuencia de ADN subyacente del organismo;[3] en cambio, los factores no genéticos hacen que los genes del organismo se comporten (o se “expresen”) de forma diferente[4].

¿es la epigenética real?

La metilación del ADN es un proceso químico que añade un grupo metilo al ADN. Es muy específico y siempre se produce en una región en la que un nucleótido de citosina está situado junto a un nucleótido de guanina que está unido por un fosfato; esto se denomina sitio CpG (Egger et al., 2004; Jones & Baylin, 2002; Robertson, 2002). Los sitios CpG son metilados por una de las tres enzimas llamadas ADN metiltransferasas (DNMT) (Egger et al., 2004; Robertson, 2002). La inserción de grupos metilo cambia el aspecto y la estructura del ADN, modificando las interacciones de un gen con la maquinaria del núcleo celular necesaria para la transcripción. La metilación del ADN se utiliza en algunos genes para diferenciar qué copia del gen se hereda del padre y qué copia del gen se hereda de la madre, un fenómeno conocido como imprinting.
Aunque los cambios epigenéticos son necesarios para el desarrollo normal y la salud, también pueden ser responsables de algunos estados de enfermedad. La alteración de cualquiera de los tres sistemas que contribuyen a las alteraciones epigenéticas puede provocar una activación o silenciamiento anormal de los genes. Dichas alteraciones se han asociado con el cáncer, los síndromes que implican inestabilidades cromosómicas y el retraso mental (Tabla 1).

Qué es la epigenética quizlet

En biología, la epigenética es el estudio de los cambios hereditarios en el fenotipo que no implican alteraciones en la secuencia del ADN[1] El prefijo griego epi- (ἐπι- “sobre, fuera de, alrededor de”) en epigenética implica características que están “encima de” o “además de” la base genética tradicional de la herencia[2] La epigenética suele implicar cambios que afectan a la actividad y la expresión de los genes, pero el término también puede utilizarse para describir cualquier cambio fenotípico heredable. Estos efectos sobre los rasgos fenotípicos celulares y fisiológicos pueden ser el resultado de factores externos o ambientales, o formar parte del desarrollo normal.
El término también se refiere a los cambios en sí mismos: cambios funcionalmente relevantes en el genoma que no implican un cambio en la secuencia de nucleótidos. Ejemplos de mecanismos que producen tales cambios son la metilación del ADN y la modificación de las histonas, cada uno de los cuales altera la forma en que se expresan los genes sin alterar la secuencia de ADN subyacente. La expresión de los genes puede controlarse mediante la acción de proteínas represoras que se unen a regiones silenciadoras del ADN. Estos cambios epigenéticos pueden durar a través de las divisiones celulares durante toda la vida de la célula, y también pueden durar varias generaciones, aunque no impliquen cambios en la secuencia de ADN subyacente del organismo;[3] en cambio, los factores no genéticos hacen que los genes del organismo se comporten (o se “expresen”) de forma diferente[4].